Formación Espiritual es el proceso en que un hijo de Dios es formado para parecerce cada vez más a Jesucristo (Gal 4:19). Esto sucede por medio de la obra del Espíritu Santo a través de las experiencias de la vida, la oración, la lectura y el estudio de la Biblia, y otras disciplinas espirituales, tanto individuales como comunales. La comunidad es el contexto para la sana formación espiritual.